libertades , Mamá Digital Jueves, 30 octubre 2014

Si eres papá, estas son las 5 cosas que debes saber sobre la reciente Ley de Proteccion al niño en internet

Gaby Reyes

Mamá, activista de los derechos del niño y curiosa de las nuevas tecnologías.

6820842202_765b354c2d_b

Los padres de estos tiempos, vivimos un tanto intranquilos por la incontrolable inmensidad del ciberespacio en relación a nuestros hijos. Nuestros referentes de crianza en este aspecto son nulos, simplemente porque la tecnología irrumpió para hacer tambalear cualquier idea previa sobre como críar a nuestros hijos en tiempos digitales.

Que si está bien darles dispositivos, desde qué edad comprarles un celular, usar o no usar filtros, etc, etc, etcétera! Sin embargo, las preocupaciones que nosotros como padres podemos tener, trascienden el ámbito familiar. Y es que finalmente en nuestro país existe una ley que debes conocer si eres una mamá o papá preocupado por el impacto del Internet en la vida cotidiana de tus hijos.  A mi parecer, nuestro vilipendiado Congreso de la República se hizo una, y aprobó el pasado sábado una ley -que de ser bien reglamentada- puede contribuir con el rol que padres y profesores juegan, para fortalecer el criterio de nuestros hijos en relación a su interacción con los medios digitales.

1. La ley promueve que se implementen acciones educativas y de concientización

Para que los niños,  padres y  maestros, conozcan los riesgos y las oportunidades de su interacción en el ciberespacio. Es decir, si la Comisión a cargo logra hacer las alianzas correctas, todos ellos deberían tener la posibilidad de reflexionar sobre los riesgos y las oportunidades de los medios digitales sin minimizarlos ni exagerarlos.

En la práctica, pronto deberíamos de saber de metodologías que se están usando en las escuelas para orientar a los padres en este tema, así como cursos de actualización para docentes, que les permitan orientar mejor a sus alumnos en su interacción con el ciberespacio. Existen experiencias en América Latina ya probadas, que son un excelente punto de partida. Ojalá que los encargados del Ejecutivo puedan detectarlas y tomarlas en cuenta para no reinventar la rueda en este tema.

2. La ley obliga a los proveedores de Internet a informar sobre la instalación de filtros.

Esto quiere decir que si quieres adquirir un plan de Internet para ti o para tu hijo, tu operador estará obligado a informarte que tienes la posibilidad de instalar un filtro gratuito y las características de este. Asimismo, tendrá la posibilidad de ofrecerte filtros de mayor alcance con costos adicionales. ¿Suena bien? El tema aquí, es hacer comprender a los padres cuáles son los pros y contras de instalar un filtro en el celular de los niños, sobre todo teniendo en cuenta las edades ellos.

Sin embargo, no se debe perder de vista que el filtro no es la solución mágica a los problemas de seguridad en la navegación en el ciberespacio, y que por el contrario podría disminuir las habilidades digitales de algunos niños frente a otros. Menuda discusión! que sin embargo queda en cancha de los padres y de sus propios estilos de crianza y de las investigaciones académicas que poco a poco deberán ir dando luces sobre estos temas. En todo caso, está servida la posibilidad para que sea usada según la decisión de cada padre de familia.

3. Declara el tema de Interés Nacional.

¿Rimbombante no? Traduzcamos: esto se refiere a poner en marcha políticas de Estado que eduquen y orienten a la población en general. Y sobre todo enfatiza en dar prioridad al acceso a la tecnología por parte de niños.

4. La empresa y la sociedad civil están convocadas a participar.

Y bueno, si el Estado tiene responsabilidad en educar en estos temas, la Empresa la tiene en igual o mayor medida. Si los operadores de servicios de Internet ofrecen paquetes de Internet familiares y hacen sus campañas más grandes en época escolar, es evidente que hay una responsabilidad empresarial que debe traducirse, por lo menos, en complementar las iniciativas positivas propuestas desde el Estado.

5. No más censura.

La evolución de esta ley recientemente promulgada, ha sido bastante interesante. Inició como un proyecto que buscaba imitar la experiencia represiva de países como Rusia y China, y durante un año sufrió una evolución positiva. A diferencia del proyecto de ley inicial, este no busca censurar, por el contrario, busca educar, prevenir, involucrar a los responsables desde un punto de vista más abierto a los cambios, rasgo preponderante de la cultura digital. Que el proyecto haya cambiado y dado este giro, es personalmente esperanzador. Hace exactamente un año, un grupo de técnicos locos le propusimos a la Comisión encargada del Congreso cambios sustanciales y a punta de trabajo conjunto se mejoró el proyecto.

Lo importante en adelante es ver cómo se van aterrizando las acciones que llegaran a nuestros hijos, sus maestros y por supuesto, también a nosotros para contribuir con nuestro rol de padres digitales.

Estaremos informando.

 

Tags

Gaby Reyes

Mamá, activista de los derechos del niño y curiosa de las nuevas tecnologías.